La policía paraguaya podría estar ayudando al tráfico de mujeres para la explotación