House a una paciente: “Tranquila soy médico, tus tetas espectaculares no son nada para mí”