Carrie tiene en su mano acabar con la vida del terrorista Haissam Haqqani