Brody pasa la prueba del polígrafo