La violencia de género también se vive en urgencias: una chica con ataques de ansiedad