El Samur se enfrenta a un cóctel explosivo que puede acabar muy mal: alcohol, drogas y una peligrosa caída