Yohanna: “Soy guardia civil, pero también soy una persona, no una máquina”