Salvador es el héroe de Miguel Ángel: estabiliza a su hijo, que convulsionaba por fiebres