Julio dedica su vida a cuidar a los demás, pero no tiene a nadie: “Estoy muy solo”