Álvaro y Gema, a la espera de hacer el último trámite para iniciar el proceso de adopción