Álvaro y Gema consiguen la idoneidad pasa ser padres adoptivos