García Aguado le quita el ordenador a Iván