'Hermano Mayor' acude en ayuda de un chico de 18 años tirano y adicto al ordenador