Alfonso: "No amenazaré más a mis padres y me acostumbraré a vivir con lo que tienen"