Jero se enfrenta a Sabina, una joven rebelde, obsesiva y enganchada al móvil