Desaparece una Tablet y en casa de Daniel se lía la de Dios: "¡Te voy a matar!"