Sheila enloquece cuando no le dan dinero para la ruleta: “Te voy a atar a un árbol”