Andrés obliga a sus padres a recoger su habitación y amenaza con volver a desordenarla cuando terminen