El lado más impulsivo de Andrés, a golpes con todo y contra todos: "¡Vais a cobrar!"