Donald Trump y Hillary Clinton se arrancan por Pimpinela tras las elecciones