Doña Letizia y el vestido de la polémica: ¿Casualidad o copia?