Ander estaba pasando una mala época y decidió refugiarse en el ‘skeleton’