Patricia y John dejaban Skype encendido para dormir juntos toda la noche