El padre de Tony transforma el gimnasio en una unidad móvil de donación de sangre