Patricia no deja el estrés a un lado ni en su tiempo libre