Petra alucina con el nuevo estilo de vida de Damien, su príncipe de las tinieblas