Nieves, la reina del fitness, tiene otras prioridades antes que el gimnasio