Vanesa y Cristian aprenden a manipularse gracias a las clases de Pilar y Julián