Miguelón y Velasco no mezclan en su dieta: primero el melón y luego el bocata de jamón