Un casting surrealista, un acreedor cantarín y una inspección sorpresa, en 'Gym Tony'