¿Cómo estafar al seguro de Tito y no morir en el intento?