La gorra del poder... ¡que ha cambiado a Tito por completo!