Edu y Raquel, los padres primerizos