¡El Christian se vuelve listo de no chuscar!