Carmelo y Tito dan suerte y Julián planea forrarse a su costa