Levantamos frontera ficticia entre España y Cataluña... y se lía una buena