El príncipe Gari y la princesa Pili viven su propio cuento de hadas