La diferencia de edad deja a Moisés fuera de juego