Rubén no tiene ilusión por Patricia y ella tampoco... ¡Se queda sin granja!