Patricia, a Pablo: “¡¿Tienes 28 añitos?!”