Gordoa recibe a las nuevas granjeritas por todo lo alto