Carles, tras el mordisco: “Solo me falta el pendiente para tener un piercing en el pecho”