Melendi, interrogado por sus chicas