Caballos, mujeres y Melendi