Pulisic, jugador del Dortmund, se enfrenta a la seguridad para defender a un niño que saltó al césped para hacerse una foto con él