Con 18 años, fabrica prótesis de manos gratuitas con una impresora 3D para que varios niños vuelvan a hacer deporte