El Sevilla infantil sí le hace pasillo al Betis campeón: una lección para la polémica entre Madrid y Barça