La divertida parodia de unos niños recreando la final del Mundial con la polémica del VAR incluida