¡Ejemplo de superación! Parker, de 13 años y con síndrome de Down, estrella de su equipo de baloncesto