¡Qué arte! El hijo de Barral, con siete años, reconoce al árbitro que no ha sido falta y enamora al fútbol 😍